Los impresores en 3D empezaron a ser una sensación hace un par de años. Desde escándalos relacionados con pistolas hechas de plásticos, hasta prótesis y accesorios de ropa como corbatas o corbatines o incluso zapatos. 

La tecnología ha avanzado indudablemente, pero no siempre es tan perfecta como se quiere. Además cuando estamos hablando de plástico derretido, es obvio que algo va a salir mal. 

Las siguientes imágenes son un claro ejemplo.

CUÉNTANOS que te gustaría hacer con una impresora 3D.

Advertisement

1. Por $0.25 puede agrandar su combo.

2. Esto es de pesadillas. 

Advertisement

3. A ver cuanto tiempo pasan pensando en que se supone que debió haber sido esto. 

4. ¿Por qué las cabezas? ¡Qué cosa más rara!